Como limpiar con vaporeta

Las primeras vaporetas aparecieron en el mercado en los 80, causando furor en las tareas del hogar. Sin embargo, después de un tiempo, por ser máquinas poco prácticas y nada manejables, fueron olvidadas.

Estos modelos nada tienen que ver con los sistemas de limpieza a vapor modernos, mucho más eficaces. Cuando accedas a las vaporetas del siglo XXI, no vas a poder vivir sin ellas.

Ventajas de la vaporeta

Hoy en día, los limpiadores de vapor tienen muchas ventajas, pero una de las más importantes es la versatilidad. Con un solo dispositivo, puedes limpiar toda la casa, desde los suelos y las paredes hasta partes de tejidos, muebles y otros materiales.

Utilizan vapor de agua seco para trabajar, gracias a esto las vaporetas no son agresivas sobre las superficies más delicadas, es más, en muy poco tiempo tendrás tu vivienda totalmente impecable y con apenas esfuerzo.

El vapor de agua desinfecta

Además de lo práctico que es limpiar toda la casa con un solo dispositivo, las vaporetas tienen otras ventajas. Para empezar, son muy eficaces y rápidas eliminando la suciedad, por lo que no tendrás que dedicar demasiado tiempo a las tareas domésticas.

La limpieza a vapor es adecuada para la desinfección, sobre todo en estos tiempos tan complicados del coronavirus. De hecho, elimina el 99,9% de las bacterias presentes en el hogar. También puede ayudar a eliminar los ácaros que causan muchas alergias y problemas respiratorios.

Riesgos de la vaporeta

Básicamente aquí destacamos tres riesgos principales a los que nos podemos enfrentar por el uso de una vaporeta:

  • En el interior del depósito de una vaporeta se genera mucha temperatura y una presión elevada.
  • Habrá que tener máxima precaución a la hora de manipular el chorro de vapor a presión que emiten.
  • Por último, estar pendiente de la elevada temperatura que alcanza el dispositivo.
Cuando compres un limpiador de vapor, asegúrate que tenga una válvula de seguridad, un botón de bloqueo y que la caldera esté hecha de materiales de alta calidad para garantizar que esté aislada de las altas temperaturas. Con esto, y con un poco de atención, la vaporeta es una gran aliada de la limpieza.

Este tipo de limpieza emplea vapor a alta temperatura para eliminar la suciedad, las bacterias y los gérmenes. No necesitas jabón, detergente u otro tipo de limpiadores químicos, lo que te aportará otra serie de beneficios. Solo necesita agua, por lo que es una limpieza ecológica. Debido a que no tienes que gastar en productos de limpieza, podrás prevenir alergias y envenenamientos, además de ahorrar un montón de dinero.

Como limpiar con vaporeta

Se trata de una solución integral para las tareas del hogar al realizar múltiples funciones: desengrase sin el uso de productos químicos, desinfección que garantiza la máxima higiene de toda la casa, e incluso tiene función de aspirado, pudiendo eliminar el polvo en poco tiempo. También se utiliza para limpiar ventanas y dejar los tejidos del hogar como nuevos.

Que limpiar con la vaporeta

Aunque puedan compartir la misma tecnología de limpieza, en el mercado existen distintos modelos de vaporetas:

  • Con un cuerpo independiente. Similar a una aspiradora convencional. Aunque disponen de mayor autonomía y grandes depósitos de agua, lo que los hace ideales para la limpieza de casas de gran tamaño. Suelen incluir múltiples accesorios y componentes tales como: cepillos, mangueras y boquillas de diferentes tamaños y usos.
  • De mano. Son más pequeñas, livianas y fáciles de manejar. Elígelas si tu casa es pequeña o quieres una limpieza o mantenimiento diario. Son muy prácticos.
  • De escoba. Disponen de menos accesorios pues son dispositivos pensados únicamente para la limpieza de suelos y paredes.

Como usar una vaporeta en la cocina

El vaporizador tiene muchos usos en la cocina. Además de trabajar sobre superficies generales como paredes de azulejos y suelos de cerámica, también puede mantener los armarios en todo momento limpios, así como las encimeras, donde se acumulan gérmenes y bacterias.

También es ideal para quitar la grasa de las campanas extractoras, limpiar hornos, placas de cocción y otros equipos, además de mantener el fregadero impecable. Podrás usarla también para el acero inoxidable, el vidrio y el plástico.

Limpiar tejidos con la vaporeta

Gracias a su función de limpieza eficiente, en seco y no corrosiva, la vaporeta es ideal para limpiar a fondo todos los textiles de la casa, desde las alfombras hasta las tapicerías. No habrá suciedad que se resista, además tampoco provocará daños en la tela ni estropeará sus colores.

Una de las características más prácticas es desinfectar colchones y almohadas sin esfuerzo, especialmente si vives con alguien alérgico a los ácaros.

Limpiar el baño con la vaporeta

Este es uno de los espacios de la casa que debe limpiarse con frecuencia puesto que también necesita ser desinfectado. Por lo tanto, aquí la vaporeta es muy práctica para dejar el baño impecable.

Permitirá que todas las superficies queden perfectas: azulejos, aseos, cristales, mamparas de baño, etc. Incluso puede limpiar los rincones más difíciles, incluidas las juntas de las baldosas.

Planchar con vaporeta

La mayoría cuenta con una plancha que puede ayudarte a mantener la ropa impecable. Por lo tanto, dado que con el vapor es muy fácil eliminar las arrugas, este aburrido trabajo se vuelve simple y rápido.

La elección de una vaporeta nueva dependerá de tus necesidades y situación económica, puesto que cada equipo tiene sus funciones, características y cantidad de accesorios diferentes con los que trabajar, por lo que el precio de un buen equipo puede oscilar entre los 50 y los 600 euros.

Que se puede limpiar con una vaporeta

Tipos de vaporetas y centros de planchado

Donde comprar una vaporeta

Marcas de vaporetas

Manuel Diez Administrator
Hola a todos. Mi pasión es escribir y aquí estoy para ayudaros a elegir los mejores productos. Con análisis profundos, opiniones de los usuarios y buenos consejos. Así tu decisión de compra será la más adecuada.